1950 CONCURSO CATEDRAL DE MADRID
En colaboración con Rafael Aburto


La solución se compone de dos partes, gran nave o santuario para 25.000 fieles y campanario de 125 m. de altura. Planta en forma de sector circular, estructura con pórticos con los intrados en curva que va aumentando en altura al disminuir simultaneamente el vano coincidiendo el mas alto con el presbiterio, este iluminado por un gran ojo cenital y la nave por cristaleras laterales.

 
  "Cabrero y Aburto se adjudicarón el primer premio, ellos son los únicos que hacen una propuesta moderna, tachada de iluminada por parte de la critica, pero que en definitiva, no recurría a la adopción del pasado en un irreflexivo mimetismo. Con su gran espacio en forma de hangar aeronáutico, esta vez si pretenden renovar el repertorio formal de la arquitectura española de los años cincuenta...... Al desaparecer todo tipo de valores mediaticos, los autores se sienten libres en su propuesta, y atendiendo a su memoria justificativa, el edificio solo responde a valores racionales, funcionales, y a criterios de sinceridad constructiva."(Alberto Grijalba, La Arquitectura de Francisco Cabrero, Universidad de Valladolid)
 
   
 
  "No hay duda que una de las razones principales de la forma en planta de un templo se deriva del problema constructivo de cubierta de grandes espacios.
...sería grave error el copiar los antiguos modelos, sin tratar antes de superarlos ...Solo la forma de sector circular elegida por nosotros soluciona la cuestión, al presentar como lugar adecuado el vertice mismo, que es al mismo tiempo punto de interseción del haz de rayos..."
(F. Cabrero y R. Aburto, Memoria Justificativa del Proyecto)